• 0

Estudio de Fotografía y Stop Motion

Creamos un Estudio de Stop Motion para que todas las historias imaginadas por chicas y chicos se haga realidad.

El Estudio de Fotografía y Stop Motion es una estructura de madera MDF para armar, que está compuesto por el estudio en sí, que es donde se monta la escenografía y se ubican a los personajes; y también incluye un soporte de manera para apoyar el dispositivo móvil para sacar fotos.

Para quienes no oyeron hablar del Stop Motion, les comentamos que se trata de una técnica de animación que consiste en simular el movimiento de objetos estáticos mediante una serie de imágenes fijas sucesivas. La clave está en modificar la posición del objeto en cada imagen, ¡y así se crea la ilusión de movimiento!

Cuando desarrollamos la idea del Estudio lo que buscábamos era poder generar una especie de puente entre el mundo físico y el mundo digital. Sabemos que hoy en día la incidencia de la tecnología en el mundo de los chicos y chicas es muy fuerte, y en vez de buscar eliminarla pensamos en una forma de que se pueda combinar con el juego físico. Y este es el caso del Estudio de Stop Motion, ya que para crear estos films no solo basta con montar los escenarios sino que además se necesita del uso de una tablet o un celular. Pero en este caso la tecnología funciona como una herramienta a total disposición de los chicos y chicas, donde se utiliza para sacar las fotos y sumar ciertos detalles como efectos especiales o algún fondo complejo a través del croma. Pero más allá de para qué se utilice, siempre será respondiendo las necesidades de los creadores y creadoras del film.

Si bien la parte de imaginación y creación pertenece a los chicos y chicas, queremos brindarles la mayor cantidad de herramientas para que puedan llevar esas ideas a la realidad. Por eso mismo el Estudio incluye personajes de paper-craft para armar, acetatos de colores, que se ubican en los costados del estudio y sirven para agregar a la historia efectos de luz. También sumamos una cartulina verde para poder luego editar los fondos de manera digital, en caso de desear un escenario muy complejo o específico para hacerlo manualmente.

Y para compartir esta experiencia con los demás, ¡llevamos a cabo un Taller de Stop Motion! Varios niños y niñas participaron en esta actividad para poder crear sus propios cortos cinematográficos de animación, ¡y al mismo tiempo aprender y divertirse! Pero para llegar al resultado final, antes tuvieron que seguir una serie de pasos.

ARMÁ EL ESTUDIO

Piezas de madera y conectores Ikitoi: ¡para armar y desarmar cuantas veces quieras!

ARMÁ LA ESCENOGRAFÍA

Jugá con distintos fondos y personajes para las escenas.

JUGÁ CON EFECTOS
Y LUCES

Usá el CROMA para fondos digitales y probá distintas iluminaciones

CREÁ TUS VIDEOS

Hacé tus propias animaciones con un dispositivo + apps de descarga gratuita

Todo comienza con una idea

El primero es pensar una historia, con su inicio, desarrollo y desenlace. La consigna era ¡libertad absoluta! Así que cada chico y chica tenía un rol súper protagónico y activo en esta actividad, poniendo en juego toda su imaginación para poder idear dónde sería la historia, cuáles serían los personajes y qué pasaría con ellos.  

¡Manos a la obra!

El segundo paso ya estuvo relacionado con llevar a lo concreto aquello que habían pensado. Es así que diseñaron la escenografía y le dieron vida a sus personajes. Las opciones eran súper variadas: por un lado, los escenarios de las historias podían ser creados manualmente por ellos mismos o podían utilizar la cartulina verde para luego agregarle un fondo de forma digital. Por otro lado, los personajes que utilizaron fueron creados por ellos mismos o también pudieron utilizar muñecos que tenían a disposición.

Luz, cámara, ¡acción!

Luego de montar todo lo necesario sobre el estudio ¡sólo faltaba filmar! Para esto los niños y niñas utilizaron tablets, pero podría ser cualquier otro dispositivo chato que tenga cámara, como un celular. Es entonces que los pequeños y pequeñas cineastas se pusieron a sacar fotos, cambiando las posiciones de los personas, moviendo las cosas de la escenografía, e incluso variando la iluminación al cambiar los acetatos de colores entre foto y foto. Los chicos y chicas aprendieron que en el lenguaje audiovisual a veces la palabra no importa tanto, y tienen más importancia los cambios de acción e imagen.

El toque final

Una vez terminado este último paso, juntaron todas las fotos en el orden correcto en una App para crear videos. En algunos casos, ya que la historia inventada lo requería, también se sumaron efectos especiales o se pusieron fondos digitales a través de esta misma App.

¿Querés conocer nuestro Estudio de Fotografía y Stop Motion?

También te podría interesar