• 0

Niñas del futuro

Juguetes de nena y juguetes de varón”; ésta frase no nos es extraña, y hasta hace poco tiempo era algo indiscutido. Lo cierto es que incluso hoy en día, cuando socialmente se han dado ciertos avances en cuanto a la igualdad entre géneros, los estereotipos de los juguetes para niños y los juguetes para niñas siguen estando presentes en una gran cantidad de juguetes, como en el caso del héroe de acción musculoso y fuerte, para ellos, y la bella princesa delicada, para ellas. Es fácil observar en la vida cotidiana que a las niñas se les sigue regalando juguetes relacionados con el cuidado de bebés, la importancia de la estética y de la imagen personal, o las labores del hogar, y que a los niños se les regala muñecos de acción, juegos que implican lidiar con situaciones imaginarias peligrosas (luchas, guerras), o juegos de habilidad e ingenio.

Ante este contexto nos apareció un interrogante: ¿tal diferenciación en el ámbito del juego tiene consecuencias? Y en nuestra búsqueda de información descubrimos varios estudios que afirman que estos estereotipos de género inculcados desde la infancia pueden dejar una huella en la formación de la personalidad y en las habilidades a desarrollar a futuro.

Lo que se percibe es que los estereotipos de género tienden a relacionar a las nociones de inteligencia y habilidad con lo masculino, y que por ende éstas son menos fomentadas en las nenas. ¿Y cómo afectan estos juguetes sexistas a las niñas? Las consecuencias se reflejan, por ejemplo, en la baja cantidad de mujeres en carreras científicas o en las llamadas “ciencias duras” (matemáticas, ingeniería, electrónica). La cifra es tan reducida en comparación con la cantidad de hombres que mundialmente surgió la necesidad de fomentar en las jóvenes el interés por estas disciplinas, así como la importancia de abandonar de una vez por todas la percepción de que “son carreras demasiado difíciles para ellas”. El verdadero problema no se haya en una “capacidad o inclinación natural de hombres y mujeres”, sino que la clave está en qué es lo que se fomenta en ellos y ellas desde la infancia y cómo incide en sus preferencias y habilidades.

Modificar esta situación de desigualdad requiere de varios cambios a realizar. Encontramos ciertos consejos a seguir que podrían ayudar a fomentar el acercamiento e interés de  las niñas a las ciencias duras:

  • Tiempo y didáctica. El gusto por estas asignaturas crece si en la infancia los contenidos básicos de matemática, ciencia y electrónica se trabajan seguido, y aún más cuando es en forma entretenida. Además, es vital presentar a estas asignaturas como de igual acceso para ambos géneros, y no como aquellas donde “los hombres son naturalmente mejores”, limitando a las mujeres a las disciplinas humanísticas.
  • Motivación. El rendimiento es mejor cuando se permite que las chicas asuman un rol activo en el aprendizaje, y cuando los contenidos a enseñar se relacionan con temas que les atraen. De esta forma es más fácil despertar la curiosidad y el interés de las niñas en este tipo de conocimientos.
  • ¡Juego en casa! Una forma muy efectiva de lograr un lazo más fuerte entre las nenas y las ciencias duras es realizar actividades caseras y divertidas, que ellas incluso tomen como juegos. Por ejemplo: realizar experimentos, jugar con juegos relacionados con la construcción, matemática o electrónica, o ver videos que traten estas temáticas de forma entretenida y pensada para su edad.

Y otro consejo muy importante es transmitirles tanto a nenas como a varones que los juguetes y juegos son libres de género. Es fundamental remarcar esta idea ya que los distintos juguetes transmiten diferentes aprendizajes y contenidos educativos que sirven en la vida adulta y que son importantes para el desarrollo tanto de niños como de niñas. La destreza, la independencia, el liderazgo, el cuidado familiar y de la casa son cuestiones que les competen a hombres y mujeres por igual, y eso debería fomentarse desde los primeros años a través del juego. Además, aquello que es inculcado y conocido en la infancia puede tener una incidencia fuerte en la elección de una carrera o futura profesión, y esto hace que sea esencial que tanto nenas como varones puedan tener contacto con todas las disciplinas y ámbitos, sin suponer que por su género van a ser más aptos para uno u otro.

¿Querés estar al tanto de novedades y nueas notas?

¡Inscribite aquí y te notificaremos en tu correo! 

También te podría interesar

3 DÍAS de 3 CUOTAS SIN INTERÉS! Con todas las tarjetas de crédito! Cerrar