• 0

Juguetes según la edad

Desde Ikitoi estamos en constante búsqueda para poder ofrecer las mejores maneras de incentivar el desarrollo y las capacidades de los más pequeños.

Para lograr esta tarea tuvimos que investigar acerca de las diferentes habilidades que desarrollan a medida que van creciendo. Las características y aptitudes tanto motrices como cognitivas son muy distintas, y tener esto en cuenta es fundamental a la hora de crear el juguete perfecto para cada edad. 

En el primer año, los chiquitos comienzan a dar sus primeros pasos hasta finalmente caminar de forma rústica y con poca estabilidad. Este es un primer paso hacia la autonomía de los pequeños.
Al inicio siempre necesitan un poco de ayuda de alguien más grande, y también tienden a apoyarse en muebles para no caerse o para reposar cuando se cansan de mantener el equilibrio.
Por otro lado, también comienza a desarrollarse la motricidad fina, volviendo paulatinamente los movimientos manuales más precisos, aunque sigue careciendo de buena coordinación. En cuanto a lo cognitivo, entienden más de lo que pueden expresar, y sus conocimientos se acumulan por medio de la vista, el oído, el tacto, el olfato y el gusto.
Teniendo esto en cuenta surgió la idea del banquito pelotero. Su altura y material lo elegimos para que fuera ideal para que los chiquitos se apoyen en él y puedan mantenerse parados. Pero queríamos que también fuera algo divertido para ellos, y allí apareció el juego de meter las pelotas por los agujeros. El pequeñín no sólo se entretiene con las pelotas de colores brillantes y llamativos, sino que además al meterlas por los agujeros entrena su motricidad fina.  

A los 2 años, el desarrollo social y cognitivo cobra gran relevancia: empiezan a interactuar más con los otros. También descubren el campo artístico, por ejemplo, con la pintura y los libros.
Sigue aumentando su grado de autonomía debido a que su equilibrio y coordinación continúan desarrollándose con gran velocidad. A esta edad los pequeños se vuelven sumamente curiosos, y la independencia que van ganando les permite explorarlo todo.
Nuestro atril tiene mucho éxito en los chicos y chicas de esta edad, que pueden pasarse un largo rato garabateando hojas. Por otro lado, y también relacionado con los colores, creamos el juego Primeros Colores: un set de tarjetas tiene pequeños espacios circulares en blanco, los cuales deben ser rellenados por los stickers del color correspondiente, incentivando el aprendizaje de los colores y el entrenamiento y desarrollo de la motricidad fina.
Además, a partir de los 2 años aparece el juego simbólico, en donde comienzan a jugar a todo lo sea un “como si” e imitan acciones que realizan los adultos, como cocinar o manejar. Nuestros conocidos Espacios de Juego forman parte de este tipo de diversión, ya que son grandes construcciones en las cuales los pequeños pueden meterse y jugar, teniendo como opciones de armado la clásica casita, la cocinita, y distintos medios de transporte. Además pudimos ver que disfrutan mucho ayudando a los más grandes con el armado de las figuras.

De 3 a 5 años los chicos comienzan a dominar todos los campos, desde el psicomotor y el cognitivo, hasta el lenguaje. Ya con un mayor control de sus movimientos, son capaces de saltar, trepar y bailar con facilidad. Su motricidad fina también se desarrolla, permitiendo movimientos más precisos y trazos más simples, lo que les permite perfeccionar sus dibujos y representaciones artísticas.
Su pensamiento se ve desarrollado y pasar a ser capaces de ir comprendiendo conceptos más complicados poco a poco. Se abre la etapa en donde se encuentra continuamente preguntando el “porqué” de todo. Además amplifican el uso de la imaginación y la fantasía, especialmente a la hora de jugar.
En este momento de la vida aparecen fuertemente los juegos simbólicos e incluso la acción de querer imitar a los adultos. Por eso no nos sorprende que la cocinita tenga tanto éxito, ya que les permite a los nenes y a las nenas pensar que son chefs, o que cocinan igual que sus papás o abuelos. También les gusta fingir que conducen cualquier tipo de medio transporte, desde un auto o camión hasta un avión o nave espacial. Por esto mismo uno de pedidos predilectos que nos suelen hacer para regalos a los pequeños de esta edad son los Espacios de Juego, con los que se pueden construir todas estas cosas. Por un lado el Kit Creatividad, que es el más completo ya que permite armar 9 figuras gigantes, y por otro lado, el Kit Imaginar, con el cual se pueden armar 4.

Ideal para complementar con los Espacios de Juego son los Maxi Stickers. Se trata de planchas de stickers de gran medida que vienen con distintas temáticas: robot, auto, y electrodomésticos. Con ellos se puede customizar cualquier tipo de caja de cartón y convertirla en un juguete en cuestión de minutos. Los niños y niñas usualmente con su imaginación juegan con distintas cosas y pretenden que son otras; los Maxi Stickers se pensaron como complemento a esa transformación creativa natural que realizan los peques.

Otro juego ideal para incentivar la imaginación de los chicos es nuestro Cuaderno “Mi Castillo”, ya que no sólo es un lienzo en blanco para que los chicos vuelquen allí su espíritu artístico, sino que además luego puede ser utilizado como escenografía para jugar con muñequitos. Son los niños los que crean tanto las historias como los lugares donde se desarrollan.

 

De 6 a 8 años, los chicos ya tiene dominio de su cuerpo y su movilidad, con lo cual pueden hacer actividades físicas sin limitaciones.
En cuanto a lo cognitivo, con el inicio de la primaria, los niños y niñas empiezan a aprender a leer y a escribir, desarrollando su campo intelectual  y también su capacidad reflexiva.
Esto se complementa con el desarrollo de su pensamiento abstracto y las ansias de aprender. Si bien la imaginación sigue presente y su capacidad de inventar no cesa, las ideas poco a poco van mutando y pasan a sustentarse más en la realidad, debido al fomento del pensamiento lógico.
Creanlo o no, para esta edad se nos sigue pidiendo mucho los Espacios de Juego. Habiendo los chicos aprendido a leer y escribir, pueden entender las instrucciones, lo cual les da una autonomía completa para armar las figuras propuestas, o crear otras totalmente novedosas utilizando su imaginación.
Pero nuestros simpáticos vibro-bots parecen ser los nuevos protagonistas para los regalos a chicos y chicas mayores de 7 años, ya que invitan a dar los primeros pasos en electrónica haciendo que los chicos creen su primer robot y lo personalicen a su gusto, ¡lo cual les encanta!. Así como también crear sus propias historias, y no sólo oralmente o por escrito, sino como si fuera una película o serie. El Estudio de fotografía y Stop Motion lo pensamos partiendo justamente de esa idea, y fue un éxito.
Otro juego ideal para estas edades es el Desafío a propulsión, ya que cuenta con 3 autitos para armar. Por un lado, incentiva el rol activo y creador de los chicos a armar ellos mismos el juego. Por otro lado, las carreras son excelentes para compartir el espacio de juego con otros, ya sean familiares o amigos, fomentando el desafío y la competencia sana.
La Ciudad Sustentable es otro juego recomendado para esta edad: se trata de planchas troqueladas para armar una ciudad. Además de ser una herramienta muy útil para la concientización y aprendizaje sobre la sustentabilidad, es un escenario ideal para que los chicos desarrollen sus juegos introduciendo dentro de la ciudad muñequitos y armando historias.
Lo importante a la hora de pensar un juguete o un juego para los nenes y nenas es tener en cuenta qué va a aportarles.
A la hora de jugar, además de entretenerse, los pequeños están desarrollando aptitudes y capacidades que son fundamentales para su crecimiento y para desenvolverse en la vida adulta.

De 9 a 11 años los chicos y chicas comienzan a mostrar señales de una creciente independencia de la familia y un mayor interés en los amigos. En esta etapa de su vida, es importante que adquieran el sentido de la responsabilidad mientras van desarrollando su independencia.
Con respecto al aprendizaje y el razonamiento, estos van adquiriendo un mayor peso a medida que se avanza en la escolaridad y aumenta la exigencia académica. Por otro lado, su capacidad de atención incrementa, así como también su grado de ingenio para superar desafíos cada vez más complejos. En este sentido, el Desafío a Propulsión resulta un juego ideal para estas edades, ya que una vez armados los autos, niños y niñas usan todo su ingenio para aumentar la velocidad de los mismos. Además pueden desarrollar su inventiva diseñando rampas y circuitos que complejizan el juego.
La Ciudad Sustentable también es un buen desafío para armar, y además ya con esta edad, los chicos y chicas pueden tener una mayor capacidad para comprender y tomar consciencia de los cuidados del media ambiente y las acciones que deben llevarse a cabo para fomentar estos cuidados.
Y si hablamos de desafíos en cuanto al armado, claramente no pueden faltar nuestros vibro-bots #BERTO y #TOTO, los cuales permiten vivir la primera experiencia de armar un robot propio y aprender conceptos básicos de electrónica en el proceso.
Por última, para quienes sean más creativos y les guste crear historias, el Estudio de Fotografía y Stop Motion les permite llevar a cabo en la realidad aquello que han imaginado. A esta edad las historias a contar se vuelven más complejas, y los chicos y chicas le dedican un mayor esfuerzo al armado de las escenografías ya que se vuelven más detallistas.
Lo importante a la hora de pensar un juguete o un juego para los nenes y nenas es tener en cuenta qué va a aportarles.
A la hora de jugar, además de entretenerse, los pequeños están desarrollando aptitudes y capacidades que son fundamentales para su crecimiento y para desenvolverse en la vida adulta.

En Ikitoi estamos en constante elaboración y reelaboración de ideas y proyectos para ofrecer lo que nos chicos necesitan en cada edad y poder fomentar al máximo tanto su aprendizaje como su diversión.

NUESTROS PRODUCTOS

También te podría interesar