• 0

Juegos abiertos y juego al aire libre ¿por qué es importante elegirlos?

¿Alguna vez te encontraste frente a una gran góndola de juguetes, sin saber bien cómo elegir qué será mejor para tus chicos?
El objetivo de esta nota es reflexionar sobre algunos puntos a tener en cuenta a la hora de elegir un juguete que resulte beneficioso, tarea a veces difícil -y más aún cuando las fechas como cumpleaños o día del niño nos corren por detrás. Como adelanto les vamos diciendo… ¡simple es mejor!    

Son muchos los padres y madres, abuelos y tíos que buscan juguetes que beneficien y maximicen el aprendizaje de sus niños y niñas. Una opción es ir en busca de juguetes clasificados como “didácticos” o “educativos”, pero ¿qué implica exactamente esta descripción? Justamente, muchas veces se trata de una categoría un tanto vaga y que no terminamos de comprender.

Hoy en día, podemos encontrarnos con juguetes que en apariencia tienen mucho para enseñar: algunos pueden contestar preguntas, cantar el alfabeto, contar y todo lo que se nos ocurra. Aunque es importante que los niños aprendan estas cosas, existe un debate entre expertos sobre el impacto de este tipo de juguetes en el desarrollo infantil. Por un lado, se afirma que los contenidos que estos juguetes enseñan son necesarios para criar niños astutos e inquisitivos. Por otro lado, se esgrime que juguetes con tantas funciones acabadas pueden obstruir la creatividad de los niños: capturan rápidamente la atención del niño, pero hacen demasiadas cosas, hasta llegar al punto de que el niño no necesite hacer nada.
Surge entonces la pregunta: ¿es una herramienta o una distracción? Una distracción difícilmente deje huellas importantes en el desarrollo del niño, mientras que una herramienta va a fomentar las habilidades de atención, perseverancia y creatividad entre otros.

El punto es que el juguete no necesita ser complicado para estimular el cerebro del niño – de hecho, es mejor que sea sencillo. Hay juguetes simples, como por ejemplo bloques, que sirven para la comprensión de nociones de matemática, arquitectura y mucho más.
En resumen, si el juguete no puede hacer todo, el niño va a tener que hacerlo por sí mismo. Para esto, el niño necesita utilizar su propia creatividad para iniciar y construir el juego. Puede conllevar un poco más de esfuerzo al principio, pero el uso y obtención de estas habilidades va a ser aplicable por el resto de la vida del niño ¡la paciencia vale la pena! También puede ser de gran utilidad sentarte a jugar con tus chicos, y mostrarle como un juguete simple puede convertirse en un millón de cosas diferentes. ¡Lo más probables es que tu niño curioso siga tu ejemplo!

¿Qué hay de la tecnología? Es una realidad ineludible que los niños crecen con acceso a tabletas y teléfonos inteligentes, recibiendo un tipo de estimulación específica, instantánea. Desafortunadamente, esta estimulación puede impedir a la capacidad del niño a prestar y mantener atención por un período extendido del tiempo a otro tipo de actividades. Aunque la tecnología es muy importante en nuestra sociedad y tiene muchos beneficios, es importante que los niños puedan desconectarse de sus aparatos para jugar al aire libre y con otro tipo de juguetes más abiertos. En otras palabras, el equilibrio es esencial. Cada tipo de juego tiene sus pros y sus contras, pero los juegos abiertos y sencillos son un clásico universal que vale la pena mantener. Lo genial de este tipo de juegos es que podemos convertir un humilde palito en espada o fortaleza: todo es posible y el único límite es nuestra creatividad.

Sacar la tecnología de las vidas de los chicos no es una solución: no tiene sentido y tampoco sería muy realista. Lo importante es que los niños tengan exposición a más que una tableta o celular. El Juego físico y creativo brinda beneficios al desarrollo de los chicos, tanto a nivel físico como mental.
Si queremos cultivar a la nueva generación feliz, segura y apasionada, necesitamos poner énfasis en la importancia de juguetes que apoyan la creatividad y desafían a los niños, en un ambiente fuera de casa.

También te podría interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.