Niñxs del futuro

Juguetes de nena y juguetes de varón”; ésta frase no nos parece extraña, y hasta hace poco tiempo era algo indiscutido. Lo cierto es que incluso hoy en día, cuando socialmente se han dado ciertos avances en cuanto a la igualdad entre géneros, los estereotipos de los juguetes para niños y los juguetes para niñas siguen estando presentes en una gran cantidad de juguetes, como en el caso del héroe de acción musculoso y fuerte, para ellos, y la bella princesa delicada, para ellas. Es fácil observar en la vida cotidiana que a las niñas se les sigue regalando juguetes relacionados con el cuidado de bebés, la importancia de la estética y de la imagen personal, o las labores del hogar, y que a los niños se les regala muñecos de acción, juegos que implican lidiar con situaciones imaginarias peligrosas (luchas, guerras), o juegos de habilidad e ingenio.

Ante este contexto nos apareció una interrogante: ¿tal diferenciación en el ámbito del juego tiene consecuencias? Y en nuestra búsqueda de información descubrimos varios estudios que afirman que estos estereotipos de género inculcados desde la infancia pueden dejar una huella en la formación de la personalidad y en las habilidades a desarrollar a futuro. Lo que se percibe es que los estereotipos de género tienden a relacionar a las nociones de inteligencia y habilidad con lo masculino, y que por ende éstas son menos fomentadas en las nenas. ¿Y cómo afectan estos juguetes sexistas a las niñas? Las consecuencias se reflejan, por ejemplo, en la baja cantidad de mujeres en carreras científicas o en las llamadas “ciencias duras” (matemáticas, ingeniería, electrónica). La cifra es tan reducida en comparación con la cantidad de hombres que mundialmente surgió la necesidad de fomentar en las jóvenes el interés por estas disciplinas, así como la importancia de abandonar de una vez por todas la percepción de que “son carreras demasiado difíciles para ellas”. El verdadero problema no se haya en una “capacidad o inclinación natural de hombres y mujeres”, sino que la clave está en qué es lo que se fomenta en ellos y ellas desde la infancia y cómo incide en sus preferencias y habilidades.

Modificar esta situación de desigualdad requiere de varios cambios a realizar. Encontramos ciertos consejos a seguir que podrían ayudar a fomentar el acercamiento e interés de  las niñas a las ciencias duras:

  • Tiempo y didáctica

    . El gusto por estas asignaturas crece si en la infancia los contenidos básicos de matemática, ciencia y electrónica se trabajan seguido, y aún más cuando es en forma entretenida. Además, es vital presentar a estas asignaturas como de igual acceso para ambos géneros, y no como aquellas donde “los hombres son naturalmente mejores”, limitando a las mujeres a las disciplinas humanísticas.

  • Motivación

    . El rendimiento es mejor cuando se permite que las chicas asuman un rol activo en el aprendizaje, y cuando los contenidos a enseñar se relacionan con temas que les atraen. De esta forma es más fácil despertar la curiosidad y el interés de las niñas en este tipo de conocimientos.

  • ¡Juego en casa!

    Una forma muy efectiva de lograr un lazo más fuerte entre las nenas y las ciencias duras es realizar actividades caseras y divertidas, que ellas incluso tomen como juegos. Por ejemplo: realizar experimentos, jugar con juegos relacionados con la construcción, matemática o electrónica, o ver videos que traten estas temáticas de forma entretenida y pensada para su edad.

Y otro consejo muy importante es transmitirles tanto a nenas como a varones que los juguetes y juegos son libres de género. Es fundamental remarcar esta idea ya que los distintos juguetes transmiten diferentes aprendizajes y contenidos educativos que sirven en la vida adulta y que son importantes para el desarrollo tanto de niños como de niñas. La destreza, la independencia, el liderazgo, el cuidado familiar y de la casa son cuestiones que les competen a hombres y mujeres por igual, y eso debería fomentarse desde los primeros años a través del juego. Además, aquello que es inculcado y conocido en la infancia puede tener una incidencia fuerte en la elección de una carrera o futura profesión, y esto hace que sea esencial que tanto nenas como varones puedan tener contacto con todas las disciplinas y ámbitos, sin suponer que por su género van a ser más aptos para uno u otro.

Es por eso que desde la familia Ikitoi procuramos en la medida de lo posible crear juguetes sin genero para los peques, inculcandoles cultura generica sin tipos de sexo femenino o masculino, donde todxs puedan crear y divertirse de manera didactica e incentivarlos a la meta de sus sueños de niños, si quieres ser astronauta, ¡HAZLO!, si quieres ser constructor ¡HAZLO!, quieres ser lo que sea, ¡HAZLO!

 

 

 

 

Leer más

Educar Mentes Curiosas

Para quienes ya nos siguen (y leen) desde hace un tiempo, saben que le damos mucha importancia a fomentar en los niños y niñas su rol protagónico en el juego, así como también el desarrollo de una mirada curiosa y creativa del mundo. En relación a esto último, decidimos acudir a ciertas reflexiones a las que llega Melina Furman, educadora y bióloga, y quien además dictó el curso “Educar mentes curiosas” al cual asistimos y donde pudimos conectarnos más con ella y sus ideas. En su libro encontramos varios puntos interesantes para compartir con ustedes.

En “Educar mentes curiosas: la formación del pensamiento científico y tecnológico en la infancia” (2016) se recalca la importancia de la niñez, ya que es la etapa que posee un papel fundamental en la construcción de una trayectoria educativa y laboral exitosa.  

En términos de Furman, “la infancia es la etapa de la vida donde todo está por inventarse: son los años de los ojos brillantes, de descubrimiento, de curiosidad a flor de piel.” Este es el momento donde es crucial fomentar en los niños y niñas el pensamiento científico y tecnológico, ya que es este tipo de pensamiento el que brinda las herramientas que nos dan confianza y nos permiten ser protagonistas, capaces de crear, inventar, entender y transformar el mundo.

¿Saben cuándo inicia el camino del pensamiento científico y tecnológico? ¡Desde que nacemos! Ya en los primeros años de vida los humanos siguen este camino a través de su curiosidad innata y el deseo de querer comprender y transformar lo que nos rodea. Pero a pesar de que este tipo de pensamiento se encuentre desde nuestros inicios, se da de forma rudimentaria, y diversos estudios demuestran que es esencial ir fomentándolo a medida que vamos creciendo, para no perder esta mirada juguetona y exploradora del mundo. ¿Cómo lograrlo? Allí es donde los adultos tenemos un rol fundamental, ya que hay ciertas actividades y formas de trabajar con los chicos y chicas que favorecen el desarrollo de este tipo de pensamiento curioso e inventor. En relación con esto, Melina Furman nos acerca el concepto “Tinkering”, central para la educación científica y tecnológica, que en el castellano se traduce como jugar, manipular, desarmar y tratar de arreglar. Allí se encontraría la clave para crear situaciones propicias para que los y las peques aprendan teniendo un rol activo en este aprendizaje, incentivando el espíritu maker de cada uno.

Para promover la curiosidad en nenas y nenes, entonces, los adultos tienen la tarea de captar su atención con diversas experiencias, permitiéndoles participar activamente en ellas, apoyando sus intentos de aprendizaje y al mismo tiempo orientando las observaciones que los menores van realizando en el proceso. Además, deben adaptar el ambiente o el objeto que se está indagando, buscando vincularlo con lo cotidiano y lo ya conocido para poder ser una especie de punto de partida y luego desde allí ir hacia lo desconocido o hacia una nueva forma de mirar aquello que ya se conocía. Tanto la dificultad de estas experiencias como la complejidad de la información que se pretende que los niños y niñas debatan e interioricen, deben regularse teniendo en cuenta la edad y sus niveles de autonomía. Por ejemplo, hay conceptos científicos que son demasiado abstractos para peques de 4 o 5 años, pero que sí pueden ser comprendidos a partir de los 7 u 8 años.

Otro aspecto muy importante en cuanto al aprendizaje científico y tecnológico es la puesta en común de las ideas de los y las peques, para que no queden sólo en sus mentes. Las situaciones de debate e intercambio son esenciales, ya que permiten una retroalimentación de ideas con sus pares. Una buena manera de llevar esto a cabo es formar pequeños grupos para que los niños y niñas compartan sus ideas o creaciones con los demás, y que a partir de allí puedan debatir y reflexionar. Esta acción les permitiría desarrollar sus ideas, incluso ponerlas a prueba o testearlas para ver cómo funcionan, buscar alternativas, y generar nuevas ideas o soluciones en base a lo que van experimentando. Conociendo distintas investigaciones Furman afirma que “hablar y discutir acerca de las ideas, confrontándolas con las de los compañeros y teniendo que fundamentarlas y defenderlas, ayuda a consolidar el aprendizaje.”

Antes de cerrar esta nota queremos volver a mencionar la importancia de ofrecerles a los niños y niñas participar en prácticas auténticas para hacer perdurar una mirada del mundo propia, confiada, preguntona y libre. Numerosos especialistas coinciden en que en la enseñanza es aconsejable evitar la observación pasiva o el papel de espectadores y fomentar el rol activo, para así poder vivenciar las experiencias en primera persona y entonces comprender e impregnarse realmente de la experiencia de aprendizaje.

En Ikitoi disfrutamos mucho poder pensar, diseñar y hacer juguetes que sean una forma de fomentar la creación original y libre de niños y niñas. Creemos que los juegos para armar, incluso las piezas en color neutro (para luego poder ser decorados a gusto de cada uno), incentivan y alientan a que sean los y las peques quienes tomen las riendas del juego y descubran por sí mismos cómo utilizar los juguetes y qué sentido deciden darles. No hay nada más lindo que en los momentos de juego y diversión se puedan poner en juego la imaginación, creatividad y forma de ver el mundo de cada chico y chica.

 

Sobre Melina Furman

 

 

Melina es una mujer reconocida en el ambiente académico debido a su extensa trayectoria, la cual sigue adelante y con gran intensidad. Ella es bióloga y doctora en Educación de Columbia University. Además es Profesora de UdeSA e investigadora del CONICET en Educación. Y como si esto fuera poco, Melina es cofundadora de Expedición Ciencia y de El Mundo de las Ideas, y coordina el curso de Innovadores Educativos del CIPPEC.

En el 2018 dictó el curso “Educar mentes curiosas” en el Instituto Baikal. Este fue destinado a padres y madres, abuelos y abuelas, tíos y tías, docentes de todos los niveles y cualquiera que estuviese de algún modo embarcado en la educación y crianza de los chicos. Algunos de los miembros del Ikiteam participaron de este curso, súper entusiasmados por las temáticas que se iban a abordar. En el curso Melina tomó investigaciones en pedagogía, psicología y neurociencias así como experiencias con chicos, familias y escuelas. A través de teoría y práctica reflexionamos el mejor camino de aprendizaje para beneficiar al máximo a los chicos y chicas.

Para quienes estén interesados en las temáticas que aborda, les recomendamos algunos de sus libros: “Educar mentes curiosas: la formación del pensamiento científico y tecnológico en la infancia” (Fundación Santillana), “La aventura de enseñar ciencias naturales” (Aique) y “La Ciencia en el Aula” 

Leer más

¿Cómo potenciar la creatividad?

La creatividad es y será una cualidad muy valorada, ya que se relaciona con habilidades muy relevantes como, la resolución de problemas, el pensamiento abstracto y una afinada percepción, que ayuda además a mejorar el vínculo con los demás. 

Es por esto que suele sostenerse que la creatividad en la temprana edad es una ventaja tanto en su desarrollo cognitivo como en el aumento de las probabilidades de éxito en su futuro como adulto.

La creatividad es una de las bases de todos los proyectos que desarrollamos en Ikitoi, y desde nuestro inicio es una de las cualidades que más intentamos fomentar en lxs chicxs a través de nuestros juegos. Pero ¿qué es la creatividad? Hay muchas definiciones.

Una de ellas sostiene que está relacionada con la generación de ideas que son relativamente nuevas, apropiadas y de alta calidad, y que por ello requiere de constante entrenamiento y desarrollo. Por lo tanto, podría pensarse que la creatividad consiste en producir respuestas novedosas y originales ante un problema (de diversos tipos) en cualquiera de las áreas de la vida.

Teniendo en cuenta las razones por las cuales la creatividad es tan importante para lxs más peques (y también para los adultos), nos pusimos a reflexionar acerca de las mejores formas para incentivarla. Descubrimos que el juego cumple un rol fundamental a la hora de fomentar la creatividad, ya que a través de él la imaginación y las capacidades cognitivas de los más pequeños afloran con mayor facilidad.

Muchos padres creen que la tarea de incentivar la creatividad en los chicos es un trabajo únicamente de las escuelas, a las cuales toman como el lugar donde se congregan los especialistas en los niños y su desarrollo. Pero, en realidad, los padres tienen un rol muy importante en la creatividad infantil y también deben ayudarlos a estimularla.

Ya que muchas veces el problema está en no saber cómo hacerlo, les compartimos algunas ideas. 

PENSAR NUEVOS JUEGOS

De esta manera, lxs niñxs pueden volverse dueños de su propia diversión, sin tener que atenerse a las reglas de un juego de mesa, que en su mayoría ya vienen impuestas. Que los peques inventen juegos con sus propias reglas, o incluso que les cambien las reglas a juegos ya existentes, fomenta la aptitud de crear respuestas novedosas que caracteriza a la creatividad.”

PINTAR Y DIBUJAR

El arte está profundamente relacionado con la creatividad. Por medio de las artes plásticas y el dibujo los niños expresan mundos que no son reales y forman parte de su imaginación, así como también representan lo que ellos perciben del mundo real. Es una de las formas más efectivas para exteriorizar los sentimientos a través de los trazos y los colores.

INVENTAR HISTORIAS

Leer cuentos estimula la creatividad de los chicos y por eso es una de las actividades más fomentadas de la infancia, pero más efectivo para su desarrollo es que ellos mismos creen sus historias. En una especie de mix, el adulto puede empezar a leer un cuento y permitir que el niño lo termine, y de esta manera incentivar a que utilice su imaginación e ideas para crear un nuevo final.

INTERCAMBIO CON PARES

La interacción con otrxs niñxs, ya sean hermanitxs, amigxs, o desconocidxs que conocen en una plaza, hace que los peques compartan la instancia de juego con un otro, con el cual también comparte las historias o las reglas del juego que inventen. En este intercambio operan ciertas funciones cognitivas activadas por la recepción de información que produce el otro, y que aportan al desarrollo de ideas creativas para dar una respuesta.

-Son ideales para que el/la niñx explore nuevos espacios. Este conocimiento novedoso permite que la imaginación se diversifique e intensifique al mismo tiempo que se crean nuevas historias y personajes en ellas. Además es una excelente actividad para realizar en familia y crear buenos recuerdos.

Ante todo, lo más importante para fomentar la creatividad infantil es darle libertad a lxs niñxs para que se expresen de la manera que ellos desean, sin intervenir ni limitarlos. Es fundamental respetar sus ideas para no reprimir el proceso creativo, ya que el peso de la opinión del adulto condiciona fuertemente a las ideas y las acciones de lxs más pequeñxs, y resulta contraproducente para el desarrollo libre de la creatividad.

En Ikitoi creemos que el estímulo a través del juego es fundamental para el desarrollo de los chicos. Si bien nuestros Kits incluyen instrucciones para armar las figuras que les proponemos, los consideramos juegos de posibilidades infinitas, como hemos dicho en notas anteriores. Esto quiere decir que con nuestros Kits pretendemos incentivar la capacidad creativa de lxs niñxs, para que utilizando su imaginación puedan armar nuevas figuras o darle un uso novedoso a las piezas

 

Leer más

Juego y aprendizaje… ¿cuál es el rol de los adultos?

Qué difícil no sorprenderse con la capacidad de aprender que tienen los chiquitos. Esa curiosidad insaciable que los impulsa a conocer el mundo vorazmente.
Para que puedan dar riendas sueltas a este impulso, es necesario que los adultos les oferten un ambiente seguro y de confort para desarrollarse y florecer. Y resulta que a veces no es suficiente que los padres y cuidadores estén simplemente cerca de sus niños cuando juegan. Participar de manera activa puede significar un cambio cualitativo; tanto para los niños como para los mayores. Significa para estos una oportunidad de conectarse con sus chicos y compartir un momento íntimo.

Todas las formas del juego no son iguales

El juego entre padres y sus niños es muy diferente que el juego entre niños y sus hermanos o compañeros. Los padres al tener otra madurez pueden ofrecer más estructura a sus niños y -siempre y cuando puedan aflojar y entregarse al juego un 100%- traer mayor variedad de actividades. Aunque es muy importante que los niños jueguen con sus hermanos y compañeros, hay diferencias entre cada forma del juego, y los niños necesitan todas para crecer.

Sobre cómo estar presente pero no condicionar

Es importante que los adultos les permitan a sus chicos jugar libremente; sin embargo es inevitable que los niños perciban las actitudes de los padres, y esto puede afectar en cómo se desenvuelven durante del juego.
Para asegurar que los niños se expresen sin condicionamientos durante del juego, los adultos necesitan observar a sus niños, apoyarlos, escucharlos y mostrar empatía. No es suficiente solo estar alrededor, para los pequeños esto puede significar que los grandes no se involucran afectivamente con ellos.

¿Qué nos dice la ciencia sobre el vìnculo durante el juego?

Al parecer, el juego está vinculado con el aumento de oxitocina en la sangre. Oxitocina es una hormona conocida por su relación con la unión. Tanto en adultos como en niños, se secreta esta hormona durante del juego, lo cual produce un sentimiento de cercanía y conexión. Además, esta hormona está asociada a una sensación general de bienestar, algo muy importante para la autoestima y desarrollo de los chicos.

Los incontables beneficios del juego con padres y madres

Son muchos los padres que se preocupan -a veces en exceso- por la salud de sus hijos. Es importante tener presente no limitar la experimentación en el juego por miedo a un resfrío o un raspón. Muchas veces, los padres sólo visualizan los riesgos de determinado juego, y no pueden ver los numerosos beneficios que puede acarrear.

El juego, especialmente entre padres y niños, está vinculado, por ejemplo, con el desarrollo de habilidades motoras y cognitivas en los niños. También a través del juego con los padres, los niños aprenden sobre el liderazgo entre pares y aprenden diferentes maneras de regular a sus emociones y el estrés. El aspecto social del juego con adultos tiene importantes consecuencias en cómo los niños interactúan con otros niños: aprenden a establecer relaciones sociales y entender diferentes perspectivas.
El juego también promueve a las habilidades lingüísticas y la autorregulación.
Podíamos suponer que el juego es realmente importante, pero dichos todos estos beneficios ¡no cabe duda alguna de lo maravilloso que es!

Enlaces eternos

La niñez es un período de profundo crecimiento, pero los niños no pueden cumplirla solos. Los padres necesitan estar involucrados, mostrándoles su afecto, sin impedir o controlar los juegos creados por los niños. Como adultos, somos protectores, pero al mismo tiempo, somos huéspedes en los mundos de fantasía de los niños. Entonces, es nuestra responsabilidad crear un ambiente cariñoso para asegurar que los niños disfruten esta etapa maravillosa de su vida. El resultado es un enlace entre los padres y sus niños que va a durar para siempre.

Leer más